sábado, 8 de agosto de 2009

fuente: El Mundo.


SOCIEDAD
REINO UNIDO
Una joven muerta y otra grave tras 13 año
s de pacto de adelgazamiento

LONDRES.- Una joven británica de 26 años
murió el mes pasado y su mejor amiga está a
punto de fallecer tras concluir
su particular
«pacto de adelgazamiento»,
iniciado
hace
trece años cuando ambas se encontraban
gordas y que, régimen tras régimen,
nunca
llevaron durante estos años una
alimentación
normal.

Samantha Kendall pesaba ayer apenas

treinta y dos kilos. En 1981, ochenta
y dos. Entonces fue cuando
decidió con su amiga Michaela
-quien murió en abril- comenzar
un estricto régimen. Tomando sólo
manzanas y vitaminas en píldoras,
las chicas lograron perder 13 kilos
cada una en quince días. En las
siguientes semanas, se alimentaron
sólo de yogures y jamón de york,
informa Afp.

Regularmente, y con el paso de los años,
las dos muchachas renunciaron a
dietas tan estrictas, pero se
sentían incapaces de alimentarse
normalmente, pese a los tratamientos
psiquiátricos y a las jornadas
hospitalarias que sufrieron
durante estos años.

Michaela murió el pasado 20
de abril en un hospital de
Birmingham, en la región
central del Reino Unido.
Ella pesaba 25 kilos cuando
falleció.

Samantha se encuentra hoy
amenazada por el mismo
trágico final. «Yo sé que
debo comer algo para
sentirme mejor, pero
algo me lo impide»,
explicó ayer esta joven
mujer, de aspecto cadavérico,
en una entrevista emitida
por el canal televisivo ITV.

«Si en un momento
determinado puedo
comer, no consigo
retener alimento
alguno», explicó.
La joven sólo consigue
comer cada día algunas
patatas fritas y zumos de fruta.

Su madre, que ha multiplicado
estos días llamamientos
públicos en busca de ayuda,
dijo ayer que viajará
próximamente a Canadá
con Samantha.
La joven experimentará
un nuevo tratamiento contra la anorexia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario